Por mujer, por lesbiana y por chonga

 

El  pasado 16 de octubre, Eva Analía de Jesús, conocida como “Higui”, fue detenida y encarcelada por defenderse. Entre diez varones la golpearon, e intentaron violarla. Higui se defendió con un puntazo a uno de los agresores. Hoy Higui  continúa presa en el Destacamento Femenino de Villa Maipú,  mientras que el resto de los agresores,  continúan libres.

Por Lorena Campos*

 

¿Para quién rige la legítima defensa?

Chonga, jardinera, futbolera,  negra, torta de barrio, gorda, encima pobre…
Decidida a defenderse.
Decida a no dejar que nadie, ningún macho se zarpe.
Claramente la legítima defensa no rige para mujeres, lesbianas, ni trans.
Higui es una lesbiana del conurbano  y está presa por eso.
Está presa por ser chonga en un barrio de machos violadores.
Está presa porque en la canchita el fútbol lo jugás si sos varón.
Está presa por querer caminar por donde se le antoje sin fijarse si su apariencia molesta.
Está presa por usar bóxer.
Está presa por usar la gorrita para atrás y tomar birra del pico y tener pelos en las piernas.
Está presa porque la mujer de su agresor la deseaba.
El crimen que cometió fue tener la voluntad y la fuerza para defender su vida frente a un  grupo de machos asesinos.
Su delito imperdonable es haber valorado mas su vida que la de su violador
Higui esta presa por estar viva.
Por que cuando su padrastro abusó de ella sobrevivió.
Por que trabajó y se mantuvo sola, no la pudo matar el hambre.
Está presa por que cuando le quemaron la casa por lesbiana se mudó y siguió viva.
Estamos hartas de escuchar de la invisibilidad de las chongas.
Las chongas se ven poco  por que se tienen que esconder para no ser asesinadas.
La invisibilidad de la chonga no es timidez.
Es una amenaza de muerte constante declarada por varones femicidas.
Es una tranquilidad para los normales que prefieren poner una foto de perfil de la Pepa Gaitan,
claro a ella la mataron por la espalda y ella ya no puede molestar a ningún normal.
A Higui también la violentó y la sigue violentando la injusticia heteropatriarcal que te mete presa si sos una lesbiana empoderada y defendés tu vida.
Queremos más chongas tomando birra y jugando al fútbol y caminando por donde quieran.
¡¡Queremos chongas vivas!!
Exigimos la libertad para Higui  y para todas las chongas de todos los barrios
Que las calles y la vida sean para las pibas y la muerte para los abusadores.
Por todo eso y mucho mas, nos estamos organizando
Para dejar de ser violentadas, hoy  nos empoderamos para dejar de ser víctimas , para ser protagonistas de nuestras historias y de nuestras subjetividades disidentes .
Ante la violencia machista, autodefensa feminista.

Libertad y absolución para Higui.

*Integrante del Colectivo editorial Tinta Revuelta

About the Author

Editorxs Tinta Revuelta

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.