Por todxs lxs Lucianxs

A 8 años de la desaparición de Luciano Arruga, el sábado 28 enero se realizó una marcha que concluyó con un gran festival en la plaza de Lomas del Mirador,y una enorme convocatoria de familiares, amigxs, organismos de DDHH y organizaciones políticas y sociales.

Por Tinta Revuelta

 

Calor y una mezcla extraña de sensaciones: dolor,  bronca y también la alegría que nos devuelve el sentirnos acompañadxs, las miradas que se  reconocen, los abrazos de los encuentros, ser cada vez más. Eso que se vuelve fundamental para renovar fuerzas y continuar en esta lucha,  que no termina en  Luciano, sino que continúa por todxs lxs pibxs que día a día son hostigadxs, torturadxs y muertxs por la policía.

Es también una lucha que para una buena parte de la sociedad parece ajena ¿Qué genera la imposibilidad de sentir empatía con el dolor de una madre, una hermana, de vivir ese pedido de justicia como propio? ¿Es sólo porque se nos quiere hacer creer que se tratan de pibxs que son los causantes de la inseguridad?  Esos que hay que encerrar lo antes posible, esos para los que sólo la cárcel se les ofrece como horizonte posible a los 16, 18 o 20 años como devenir de los modos de vida que impone la desigualdad en la que vivimos. Porque para muchos de nosotrxs no basta con no tener antecedentes y salir a trabajar todos los días. El caso de Fernando Carrera nos muestra otras de las metodologías policiales a las que nos tienen acostumbradxs: las causas armadas.

No son casos aislados, es el accionar sistemático de la institución policial que se repite gobierno tras gobierno ¿O también es que se torna un terreno difícil de transitar si hay que  cuestionar prácticas que son parte del aparato estatal? ¿Hace falta mirar para otro lado ante estos pedidos de justicia para defender nuestra preciada democracia? No deberían ser opciones contrapuestas, pero parece que si compramos el gran paquete institucional del estado hay un precio que pagar sin cuestionar, y ya sabemos quienes lo terminan pagando.

Porque a Luciano lo mató la policía, lo desapareció el estado y lo encontramos luchando es que seguiremos celebrando estos encuentros de lucha y resistencia, alzando la voz para denunciar todas las formas de violencia que sufren lxs niñxs y jóvenes en los barrios.

About the Author

Editorxs Tinta Revuelta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.