La lengua de los deseos

Para el cierre de talleres de nuestra escuela, el pasado 13 de diciembre, soltamos los miedos, la bronca y las violencias, y las quemamos en el fuego de nuestra potencia colectiva. Tomamos la calle para resignificarla: ese lugar que para muchas de nosotres significó el abandono y el consumo también fue el lugar que esperábamos transitar en libertad. Todo eso habita en nosotres. Hoy la calle es nuestro espacio de lucha. Durante meses nos preparamos para realizar una acción callejera: una marcha integrada por les participantes de todos los cursos de YoNoFui. Hoy soltamos la lengua, ya nadie nos calla. En este 2020, EL MIEDO QUE ARDA

 

Fuimos la lengua de los prejuicios
Fuimos la lengua de los estereotipos
Fuimos la lengua de los silencios
Fuimos la lengua que juzgó a una piba por cómo se vestía
Fuimos la lengua que miró mal a una compa por cómo cuidaba a sus pibes
Fuimos la lengua que no se bancó que compañeras laburen en una esquina

Estamos mutando, juntas, en manada, nos sentimos re zarpadas .

Somos la lengua de nuestras contradicciones
Somos la lengua que no se calla
Somos la lengua que dice basta
Somo la lengua que da revancha
Somos la lengua que quiere cambiar las miradas
Somos la lengua que escupe sobre el patriarcado
Somos la lengua de nuestros deseos

 

About the Author

Editorxs Tinta Revuelta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.