#YoParo

Pensando el 8M – Paro Internacional de Mujeres

 

 

Por Jimena Delgado

 

Paro porque estoy #HARTA.

Harta de que crean,  que pueden hacer con nosotras lo que quieran. Harta de que nos humillen, de que nos insulten, de que nos golpeen y  nos maten.

Harta de que nos miren con esa cara asquerosa, de que nos sigan,  nos toquen cuando no queremos, nos violen y nos maten.

Harta de que nos impongan.

Harta de que nos digan qué hacer, cómo hacerlo y por qué.

Harta de que nos digan cómo hablar.

Harta de que nos digan cómo tenemos que vestirnos, cómo tenemos que vernos, ¡no, pará!

Mejor dicho como quieren vernos…

Harta de que nos abusen.

Harta de que nos crean su propiedad.

Harta de los varones machistas, de las mujeres machistas. Harta del ESTADO machista.

Estoy harta de no sentirme libre.

Harta de tener que sobrevivir.

Harta de mirar para atrás cuando vuelvo a mi casa.

Harta de vivir con miedo.

Harta de que el aborto sea ilegal y nos sigan matando.

Harta del maltrato obstétrico.

Harta de que nos maten por ser mujeres lesbianas y  trans.

Harta de que nos maten por ser como queremos ser.

Estoy harta ¡de ver morir a las pibas!

Harta de ver como se marchitan por el sistema machista que nos quiere destruir, siempre mirando para otro lado.

Somos hijas, nietas, sobrinas, hermanas. Estoy harta de que estos forros crean que nos pueden cagar la vida, que crean que porque tenemos su sangre, creen que  les pertenecemos y pueden  abusar de nosotras. ¡No! No soy tu propiedad ¡soy la mía!

 

Me mueve el deseo…

De ver una sonrisa brillando en la cara de cada una de nosotras. De que estemos todas y no vivir con el miedo de que nos vuelva a faltar una.

De ser libre.

De que las pibas que están en cana estén acá peleándola con nosotras, porque somos todas una.

No estamos todas, ¡FALTAN LAS PRESAS!

Ellas, las que nadie quiere ver.

Ellas a las que dicen que quieren incluir cuando el mismo estado las excluyó.

Ellas, las que muchas tuvieron que hacer justicia porque nadie las escuchaba.

Ellas, las que no se dejaron y tuvieron los ovarios para defenderse, para hacer lo que a muchas de nosotras nos sobran ganas de hacer.

Ellas, que tuvieron que robar para no morir de hambre; que tuvieron que vender droga para que no les falte nada a sus hijos; que tuvieron que prostituirse para sobrevivir.

Ellas, las que no pueden ver a sus hijos, a sus parejas, a sus familias.

Ellas que tienen una parte de cada una de nosotras, ellas que las encierran injustamente, ellas que también queremos escuchar en nuestras marchas.

Ellas que también son víctimas del estado, que el servicio penitenciario las verduguea, las golpea y las mata.

¿Por qué no hablamos de ellas? ¿Estamos para nosotras o solo para las que queremos ver? #NiUnaMenosEnLasCárcelesTambién

Estoy Harta pero no cansada de mi lucha. Voy a seguir por las que no están, por las que estamos, por las que van a venir y por las presas, porque vamos a poder.

 

NO ESTAMOS TODAS, FALTA LA CHINA

NO ESTAMOS TODAS, FALTAN LAS PRESAS

 

About the Author

Editorxs Tinta Revuelta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.